miércoles, marzo 16, 2016

BOOM


 Te mantienes en pie y el río cruza tu mente. Nunca he visto un sentimiento sutil en las manos de alguien arcaico; nunca he podido comprender el brillo de una moneda bajo el sol de una sociedad perdida en sí misma.

Cuatro o cinco pedazos de materia estelar en las manos y somos capaces de abrir la caja de los padecimientos añejos. Tal y como dijiste poco antes de convertirte en una especie de doncella ataviada de incertidumbres, el mundo que nos ha tocado en suerte suele cubrir la verdad por miedo al BOOM existencial, a los pecados que hemos ido cometiendo sin miedo al qué dirán.

Te mantienes en pie y modificas tu destino. Masticas un par de ensoñaciones, dos o tres mensajes de paz y un trocito de pan ácimo y enseguida consientes que el planeta sea un lugar un poco mejor. 

 La imaginación a veces anhela ser escuchada por la realidad, y es entonces cuanto todo, o casi todo, cobra sentido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario